Cómo las fincas sobrevivieron el paro nacional de junio 2022 15-07-2022 / Articulos

El paro nacional que se llevó a cabo en Ecuador entre el 13 y el 30 de junio de 2022 resultó en enormes pérdidas económicas y creó una situación insostenible para todo el sector floricultor del país. Las provincias de Cotopaxi y Pichincha, que cuentan con la mayor cantidad de fincas, cultivan unas 2.800 hectáreas de flores, lo que representa cerca del 60% del total de exportaciones de rosas y flores de Ecuador. Durante los días del paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indigenas del Ecuador, los pequeños, medianos y grandes floricultores casi no pudieron exportar sus productos. Solo el 20% de las flores cosechadas en esos días pudieron salir de las provincias de Cotopaxi y Pichincha para su entrega siguiente a clientes en otros países.

Foto: Expoflores

El sector de las flores se encontraba en una situación muy grave, ya que todos los días se realizan cortes de rosas, las cámaras frigoríficas se llenaban de flores que posteriormente no podían ser enviadas y entregadas a las agencias de carga, lo que generaba pérdidas económicas y una situación sumamente desfavorable para las pequeñas y medianas empresas. Las fincas pequeñas eran especialmente vulnerables y corrían el riesgo de quebrarse debido a la incapacidad de exportar sus productos y pagar salarios a los empleados.

La industria de las flores en Ecuador ha sido la más afectada por el paro, ya que la mayoría de las carreteras y autopistas han sido cerradas o bloqueadas, lo que imposibilita la entrega de carga a los aeropuertos. Desde los primeros dias de la movilización indígena algunos camiones fueron detenidos por los manifestantes, les perforaron las ruedas, rompieron las ventanas y quemaron la carga. Los camiones que conseguían pasarse fueron obligados a utilizar rutas de desvío, lo que alargaba el tiempo de viaje, en unos ocasiones hasta 24 horas. En consecuencia, muy a menudo esto provocaba un retraso en la entrega de carga para los vuelos y los clientes se quedaban sin pedidos completados. Varias fincas se vieron obligadas a cooperar y encontrar formas alternativas de entregar flores a las agencias de carga, en particular, se contrataron helicópteros privados. El aumento de costos y riesgos por la entrega de flores a los aeropuertos provocó un aumento en los precios de las flores a un nivel poco característico para esta época del año. Por lo que las pérdidas del sector de las flores ascendieron a unos dos millones de dólares diarios.

Foto: Expoflores

Los manifestantes también amenazaron a los trabajadores de las fincas y les impidieron ingresar a sus lugares de trabajo. Los trabajadores recibieron amenazas a través de teléfonos móviles y redes sociales exigiendo que se unieran al paro nacional. Los indigenes ingresaron ilegalmente a las fincas, insistiendo en que se detuviera la producción y los empleados se unieran a las protestas. Muchas companias han tomado la decisión de no venir a las fincas por varios días.

Debido al bloqueo de carreteras y la imposibilidad de entregar la carga, varias fincas sufrieron escasez de materiales de empaque, cajas de cartón, productos químicos y fertilizantes, lo que también imposibilitó el proceso normal del trabajo.

Foto: Expoflores

Afortunadamente, al 30 de junio de 2022 se llegó a un acuerdo entre el gobierno de Ecuador y la Confederación de Nacionalidades Indigenas del Ecuador. La movilización se completó y las carreteras fueron desbloqueadas. Esto fue un gran alivio para las industrias afectadas, especialmente el sector floricultor, que pudo reanudar sus operaciones normales y exportaciones.

up
Вверх